Gobernador Carbó y San Antonio Norte – Gualeguay

Esquina Gobernador Carbó y San Antonio Norte – Gualeguay2016-EP1-2-MoreyraXiomara
Xiomara Moreyra
Calle Gobernador Carbó

CARBÓ, ENRIQUE. Abogado.

Esta calle nace al 1450 de 25 de Mayo y se dirige hacia el este. Su prolongación hacia el oeste se llama 10 de Diciembre de 1948. La ordenanza del 14 de abril de 1950 dice: “Gobernador Carbó”.
El Dr. Enrique Carbó Ortiz nació en Paraná en 1861. Doctor en Derecho en 1881, ingresó de inmediato a la justicia como Defensor de Menores y luego fue Juez de 1ª Instancia en Paraná hasta 1890. Fue Intendente Municipal de Paraná desde 1890 a 1892 y Ministro de Gobierno de 1893 a 1894; Ministro General desde 1894 hasta 1895 de Gobernador Hernández. Senador Nacional en 1896 en reemplazo de su primo Salvador Maciá Ortiz, renuncia para ser Gobernador de la Provincia desde 1903 hasta 1907, para volver al Senado Nacional de 1907 a 1916 pero no completó el mandato ya que el presidente Sáenz Peña solicitó sus servicios como Ministro de Hacienda de la Nación de 1914 a 1915, última función pública que ejerció. Maciá, Echagüe y Carbó monopolizaban el gobierno y manejaban los tres poderes provinciales y la representación en el Congreso Nacional junto con otros familiares y amigos.
Como gobernador su compañero de fórmula fue Juan González Calderón, un abogado oriundo de Gualeguay. En su partido (Partido Autonomista Nacional), desde entonces en la oposición, fue siempre el consejero experimentado que influyó de manera decisiva en las actividades del mismo.
La obra más importante del gobierno de Carbó fue la sanción de la Constitución de 1903, cuyas principales reformas fueron de su inspiración. En ella se establece la representación proporcional en la elección de diputados pudiendo entonces tener representantes la minoría siempre que la minoría tenga por lo menos la cuarta parte de los votos emitidos.
En 1903 Carbó presentó un proyecto para crear una población en la zona de las islas de Ibicuy, en la desembocadura del Arroyo de la Tinta sobre el río Paranacito. Las cámaras aprobaron este proyecto por unanimidad y en octubre de ese año tuvo origen Villa Paranacito.
En su gestión como gobernador de Entre Ríos autoriza a la compañía inglesa ‘The Entre Ríos Railways Co. Ltda’ a construir un ramal ferroviario hasta Buenos Aires. La autorización nacional mediante ley se logró el 11 de octubre de 1905 y en los últimos días de junio de 1906 estaba terminado el puente de hierro sobre el Gualeguay en Paso de Alonso”.
Falleció en Villa Urquiza en 1920.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

Anuncios

Coronel Correa y San Antonio Norte – Gualeguay

Esquina Coronel Correa y San Antonio Norte – Gualeguay2016-EE1-SilgueroAyelen

Ayelén Silguero

Calle Coronel Correa

Correa, Gervasio. Coronel

Esta calle nace en 25 en Mayo al 850 y va hacia el este, hacia el oeste se denomina Mariano Moreno. Antiguamente se la llamaba Pagola. El decreto de Urquiza de 1803 la denominó La Rioja en toda su extensión. La ordenanza del 14 de abril de 1950 dice: “Coronel Correa”.

Entre los años 1817 y 1820 la comarca de Gualeguay sufre los avatares de la lucha entre Luis Eusebio Hereñú (Paraná). Evaristo Carriego (Nogoyá), Samaniego (Gualeguaychú) y Gervasio Correa (Gualeguay), comandantes partidarios del Director Juan Martín de Pueyrredón, por lado, y Francisco Ramírez, amigo de Artigas y de Ricardo López Jordán por el otro, estos últimos conformaban la resistencia de carácter federal.

En Gualeguay, Ricardo López Jordán atacó a Correa el 8 de diciembre de 1817 con resultado  “indeciso”. Pueyrredón envía entonces 600 fusiles a Los Toldos (al suroeste de Gualeguay). Samaniego y Correa, así armados, salen en busca de Ramírez. Pero no más hacer unos escasos kilómetros y justo se topan con él, que venía con 200 hombres a su encuentro, prontamente retroceden y son defendidos desde el barco que había traído las armas. Como consecuencia de ello Pueyrredón envía 600 hombres, al mando de Luciano Montes de Oca, que arriban el 20 de diciembre a Los Toldos.

En el momento de su arribo 300 hombres de Ramírez mantenían sitiados en ese lugar a Correa, Samaniego y las familias de Gualeguay que los habían seguido. Al operar el desembarco los sitiadores se retiraron. Las luchas entre estos dos bandos siguieron todo el recorrido por otros lugares de la provincia. En agosto de 1818, las fuerzas porteñas destacadas en Entre Rios, para entonces al mando de Balcarce- con más de 2000 hombres- son claramente derrotadas por Ramírez en Saucecito. Entre Ríos queda pues bajo el dominio de Francisco Ramírez y Santa Fe de Estanislao López.

Pero las fuerzas partidarias del Directorio insisten. Correa, que había sido derrotado en Ñancay (Gualeguaychú) el 1º de enero de 1819, fue auxiliado por el comandante portugués Sena Pereira y llega al Monte Grande, al sur de la villa de Gualeguay. En ese lugar se encuentra con una partida mandada por José Albareque al que vence. En 1819 se firma el armisticio de San Lorenzo por el cual los porteños se retiran de ambas provincias. Correa se entera del armisticio pero, contra las órdenes de Buenos Aires, decide quedarse en Ibicuy Chico.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

 

Colegio San José – Gualeguay

Esquina San Antonio Norte y Martín Fierro: Colegio San José – Gualeguay 2016-EP1-1-HereñuCarla
Carla Hereñú
Colegio San José

Hogar de Menores y Colegio San José

Reseña histórica

Cuando surgió la idea en Gualeguay, no eran muchas las ciudades del interior del país que contaban con establecimientos de esta naturaleza; lo cual demostraba el alto espíritu caritativo de la población hacia la niñez desvalida y sin recursos, la que de otro modo se veía imposibilitada de recibir instrucción y asistencia. Un entusiasta grupo de caballeros se reunió en casa del Sr. José Marcó en enero de 1885 y de inmediato se dispusieron a recaudar fondos para concretar la iniciativa de levantar un hogar de menores.
En agosto de ese mismo año, el Concejo Deliberante cedió los dos solares baldíos que rodeaban al templo San José. El padre Juan Vilar dibujó entonces un plano; fue justamente él y además de Salustiano González Calderón y Julio Bernaldo de Quirós quienes se ocuparon de supervisar las obras.
La Comisión buscó hermanas de caridad para que se hiciesen cargo de la formación moral, intelectual y religiosa de los pequeños. Así interesaron a la Congregación de San José (quienes hacía cuatro años que estaban en la Argentina). Las religiosas llegaron en febrero de 1887 y se instalaron en el domicilio particular de la Sr. Jacinta Sosa de Martínez, porque el Asilo aún no estaba concluido.
Logrando un empréstito con el Banco Nacional, con bajo interés, se termina el primer cuerpo del edificio (la actual esquina de San Antonio Norte y Martín Fierro). El 8 de marzo las hermanas se ubican en dicho local y once días más tarde, el día del santo patrono San José, el padre Vilar bendice el establecimiento; al día siguiente comenzó a funcionar el colegio anexo y se recibieron a las primeras asiladas.
En la ceremonia inaugural, actuó como padrino el Gobernador de la provincia Clemente Basavilbaso, representado por el Sr. José Marcó, y como madrina lo hizo la Sr Sosa de Martínez. En la oportunidad el Gobernador efectuó una importante donación.
Cuando el 20 de Marzo de 1887 abrió sus puerta el colegio, el edificio contaba con cuatro salas destinadas a clases, tres patios de recreo, además de secretaría y sanitarios. El material de enseñanza era todo nuevo. Asistían setenta niñas.
En 1892 se solicitó al gobierno autorización para establecer una nueva escuela profesional, la que contó con el auxilio financiero de la Sra. Isabel Millán de Mugica. En virtud de ello, el Padre Vilar decidió ponerle el nombre de Santa Isabel al nuevo cuerpo del edificio, que albergaría a la Escuela-Taller. Ésta abrió sus puertas en 1893, aunque la bendición inaugural se produjo el 25 de febrero del año siguiente, apadrinada por Alfonso Mugica e Isabel M. de Mugica, representada por Luisa Mugica de Ferrer.

No pudo concretarse la incorporación de la Escuela-Taller a la Escuela Profesional de Mujeres. La actividad de la escuela continuó, no obstante, hasta mediados del siglo XX, época en que comenzó a funcionar la escuela para varones, base de la escuela parroquial. La Escuela Particular estaba autorizada desde marzo de 1934 por el Consejo General de Educación y se le asignó el nombre de Escuela Privada Nº 34 “Manuel Belgrano”. Los alumnos rendían exámenes en la escuela “J. J. Castelli”. En 1960 llegó su incorporación a la enseñanza oficial.
Cinco años después se recibieron las primeras maestras del Instituto San José.
Hoy el edificio alberga a la Escuela Privada Nº 34, al Instituto San José, de Nivel Medio- donde los jóvenes cursan estudios secundarios- y al Hogar de Menores. Este último aún continúa atendido por la congregación de San José.
En cuanto a la faz edilicia, propiamente dicha, el edificio sufrió no pocas modificaciones y ampliaciones, a medida que sus funciones se iban acrecentando. La crónica dice que en 1896 se revocó el Asilo y se construyeron las primeras galerías del patio principal y de la Escuela-Taller Santa Isabel. Nuevas refacciones se efectúan en 1903 y cuatro años más tarde se decide el embellecimiento del frente. A fines del 2000 y principios de 2001 se encararon obras de refacción y pintura para realzar el aspecto exterior de la centenaria construcción.

Comentario arquitectónico

Estas dos construcciones que completan la manzana de la Iglesia San José se expresan en una interpretación muy libre del lenguaje neo-gótico.
La conformación es simétrica a ambos lados del templo: dos frentes iguales uno al norte y otro al sur. Sólo dos aberturas que respetan rigurosamente el estilo, agregadas a fines de la década de 1960, rompen este planteo en el sector norte. Sobre los portales, sendos óvalos señalan las fechas de las respectivas construcciones. Las entradas, al igual que las ventanas, de lógica verticalidad, terminan en arcos apuntados que se repiten decorativamente en los entrepaños. Estos arcos están bordeados por nervaduras decorativas y los derrames tienen pronunciada pendiente. En las esquinas y sobre las puertas, ubicadas en el centro de cada frente, la fachada avanza ligeramente y, en esos lugares, unos pináculos se levantan sobre la amplia cornisa, sin lograr vencer la horizontalidad y solidez que domina el conjunto.
La obra deja un amplio espacio de transición sobre la acera, pues acompaña a la construcción principal –el templo- que está muy retirada de la línea municipal. Esto permite el desarrollo de algunos jardines y brinda espacios para actividades de la feligresía.
Estos dos edificios tuvieron numerosas ampliaciones y cambios a medida que las necesidades así lo requerían.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Laurencena y San Antonio Norte – Gualeguay

Esquina Laurencena y San Antonio Norte – Gualeguay
Laurencena y San Antonio Norte (Gualeguay)

Macarena Izaguirre
Calle Laurencena

Laurencena, Miguel. Gobernador.
La calle nace al 1500 de 25 de Mayo con dirección hacia el este, su prolongación hacia el oeste es Domingo Pais Garay de Ayala. La Ordenanza del 14 de abril de 1950 dice: “Gobernador M. Laurencena”. Miguel María Laurencena nació en Buenos Aires el 27 de febrero de 1851. Hijo de D. Martín Gilberto Laurencena, hacendado propietario del saladero de Puerto Ruiz y de Doña Juana Garay, ambos vascos españoles. Pasó su infancia en Gualeguay y adolescente en Buenos Aires, cursa los estudios secundarios, inicia los de comercio y luego los de derecho, graduándose de abogado en 1877. Revela su vocación por la política y se adhiere al jordanismo. Radicado en Gualeguay es elegido Intendente Municipal. Fue intendente de Gualeguay en 1881; en 1883 fue elegido Diputado Provincial y ese mismo año es designado ministro del Gobernador Racedo. Fue el fundador del Radicalismo entrerriano. El 12 de abril de 1914 asumió como el primer Gobernador Radical. El Dr. Laurencena, abogado de renombre, murió prácticamente sin bienes, como tantos militantes de ese tiempo, en los que no había aportes del tesoro y la actividad política la solventaban entre todos los integrantes del Partido. Al finalizar su gobierno, por suscripción popular, le fue obsequiada una casa en la ciudad de Paraná. Murió en Gualeguay el 3 de febrero de 1928.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande.

El tablero en Pinterest