Colegio San José – Gualeguay

Esquina San Antonio Norte y Martín Fierro: Colegio San José – Gualeguay 2016-EP1-1-HereñuCarla
Carla Hereñú
Colegio San José

Hogar de Menores y Colegio San José

Reseña histórica

Cuando surgió la idea en Gualeguay, no eran muchas las ciudades del interior del país que contaban con establecimientos de esta naturaleza; lo cual demostraba el alto espíritu caritativo de la población hacia la niñez desvalida y sin recursos, la que de otro modo se veía imposibilitada de recibir instrucción y asistencia. Un entusiasta grupo de caballeros se reunió en casa del Sr. José Marcó en enero de 1885 y de inmediato se dispusieron a recaudar fondos para concretar la iniciativa de levantar un hogar de menores.
En agosto de ese mismo año, el Concejo Deliberante cedió los dos solares baldíos que rodeaban al templo San José. El padre Juan Vilar dibujó entonces un plano; fue justamente él y además de Salustiano González Calderón y Julio Bernaldo de Quirós quienes se ocuparon de supervisar las obras.
La Comisión buscó hermanas de caridad para que se hiciesen cargo de la formación moral, intelectual y religiosa de los pequeños. Así interesaron a la Congregación de San José (quienes hacía cuatro años que estaban en la Argentina). Las religiosas llegaron en febrero de 1887 y se instalaron en el domicilio particular de la Sr. Jacinta Sosa de Martínez, porque el Asilo aún no estaba concluido.
Logrando un empréstito con el Banco Nacional, con bajo interés, se termina el primer cuerpo del edificio (la actual esquina de San Antonio Norte y Martín Fierro). El 8 de marzo las hermanas se ubican en dicho local y once días más tarde, el día del santo patrono San José, el padre Vilar bendice el establecimiento; al día siguiente comenzó a funcionar el colegio anexo y se recibieron a las primeras asiladas.
En la ceremonia inaugural, actuó como padrino el Gobernador de la provincia Clemente Basavilbaso, representado por el Sr. José Marcó, y como madrina lo hizo la Sr Sosa de Martínez. En la oportunidad el Gobernador efectuó una importante donación.
Cuando el 20 de Marzo de 1887 abrió sus puerta el colegio, el edificio contaba con cuatro salas destinadas a clases, tres patios de recreo, además de secretaría y sanitarios. El material de enseñanza era todo nuevo. Asistían setenta niñas.
En 1892 se solicitó al gobierno autorización para establecer una nueva escuela profesional, la que contó con el auxilio financiero de la Sra. Isabel Millán de Mugica. En virtud de ello, el Padre Vilar decidió ponerle el nombre de Santa Isabel al nuevo cuerpo del edificio, que albergaría a la Escuela-Taller. Ésta abrió sus puertas en 1893, aunque la bendición inaugural se produjo el 25 de febrero del año siguiente, apadrinada por Alfonso Mugica e Isabel M. de Mugica, representada por Luisa Mugica de Ferrer.

No pudo concretarse la incorporación de la Escuela-Taller a la Escuela Profesional de Mujeres. La actividad de la escuela continuó, no obstante, hasta mediados del siglo XX, época en que comenzó a funcionar la escuela para varones, base de la escuela parroquial. La Escuela Particular estaba autorizada desde marzo de 1934 por el Consejo General de Educación y se le asignó el nombre de Escuela Privada Nº 34 “Manuel Belgrano”. Los alumnos rendían exámenes en la escuela “J. J. Castelli”. En 1960 llegó su incorporación a la enseñanza oficial.
Cinco años después se recibieron las primeras maestras del Instituto San José.
Hoy el edificio alberga a la Escuela Privada Nº 34, al Instituto San José, de Nivel Medio- donde los jóvenes cursan estudios secundarios- y al Hogar de Menores. Este último aún continúa atendido por la congregación de San José.
En cuanto a la faz edilicia, propiamente dicha, el edificio sufrió no pocas modificaciones y ampliaciones, a medida que sus funciones se iban acrecentando. La crónica dice que en 1896 se revocó el Asilo y se construyeron las primeras galerías del patio principal y de la Escuela-Taller Santa Isabel. Nuevas refacciones se efectúan en 1903 y cuatro años más tarde se decide el embellecimiento del frente. A fines del 2000 y principios de 2001 se encararon obras de refacción y pintura para realzar el aspecto exterior de la centenaria construcción.

Comentario arquitectónico

Estas dos construcciones que completan la manzana de la Iglesia San José se expresan en una interpretación muy libre del lenguaje neo-gótico.
La conformación es simétrica a ambos lados del templo: dos frentes iguales uno al norte y otro al sur. Sólo dos aberturas que respetan rigurosamente el estilo, agregadas a fines de la década de 1960, rompen este planteo en el sector norte. Sobre los portales, sendos óvalos señalan las fechas de las respectivas construcciones. Las entradas, al igual que las ventanas, de lógica verticalidad, terminan en arcos apuntados que se repiten decorativamente en los entrepaños. Estos arcos están bordeados por nervaduras decorativas y los derrames tienen pronunciada pendiente. En las esquinas y sobre las puertas, ubicadas en el centro de cada frente, la fachada avanza ligeramente y, en esos lugares, unos pináculos se levantan sobre la amplia cornisa, sin lograr vencer la horizontalidad y solidez que domina el conjunto.
La obra deja un amplio espacio de transición sobre la acera, pues acompaña a la construcción principal –el templo- que está muy retirada de la línea municipal. Esto permite el desarrollo de algunos jardines y brinda espacios para actividades de la feligresía.
Estos dos edificios tuvieron numerosas ampliaciones y cambios a medida que las necesidades así lo requerían.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Anuncios

San Martín y Martín Fierro – Gualeguay

Esquina San Martín y Martín Fierro  – Gualeguay San Martín y Mariana Antonella Benedetti

Calle San Martín

La calle comienza en 9 de julio al 400, con dirección norte. En las primeras épocas los habitantes la llamaban de Méndez Casariego, pero el decreto de 1863 del general Urquiza le da el nombre de San Martín. La ordenanza de 14 de abril de 1950 dice: “San Martín”. “Libertador Argentino. Nació el 25 de febrero de 1778 en Yapeyú, en 1781 la familia se trasladó a Buenos Aires y luego a España. En 1789 comenzó su carrera militar en el regimiento de Murcia. Luchó en el ejército español contra la invasión Napoleónica y se destacó en la Batalla de Bailén (1808). En Cádiz se sumó a la Sociedad de Caballeros Racionales y en 1811 renunció a su carrera militar en España y partió a Inglaterra. En enero de 1812 se embarcó hacia Buenos Aires en la fragata inglesa “George Canning”, fue recibido por los miembros del Primer Triunvirato, quienes le encomendaron la formación de un cuerpo de caballería, el regimiento de Granaderos a Caballo. Junto con Carlos de Alvear y José Matías Zapiola fundó en Buenos Aires la sociedad secreta que a partir de 1815 sería conocida como Logia Lautaro y que en octubre de 1812 contribuyó al derrocamiento del Primer Triunvirato. El 3 de febrero de 1813 dirigió a los granaderos en su bautismo de fuego, en el combate de San Lorenzo. Nombrado al frente del Ejército del Norte, en reemplazo de Belgrano, encomendó a Güemes la defensa de la frontera norte y comenzó a preparar su futura estrategia militar. Dejo el mando del ejército, retirándose a Córdoba para reponerse de una úlcera estomacal. (…) El 28 de julio de 1821, tras haber tomado Lima, San Martín declaró allí la independencia y fue nombrado protector de Perú con autoridad civil y militar. Gobernó desde el 3 de agosto de 1821 hasta el 20 de septiembre de 1822. En julio de 1822 se entrevistó con Bolívar, y renuncio a todos sus cargos y regreso a nuestro país. Permaneció un tiempo en Mendoza, pero en 1823 decidió marcharse a Europa con su hija. En 1828, con motivo de la guerra con Brasil, volvió para ofrecer sus servicios, pero al llegar, a comienzos de 1829, el conflicto había concluido y se había producido la ejecución de Dorrego. Desalentado por las luchas internas entre unitarios y federales, decidió regresar a Europa. Falleció en Boulogne-Sur-Mer (Francia) el 17 de agosto de 1850. FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande El tablero en Pinterest