Sarmiento e Islas Malvinas: Banco de Entre Ríos – Gualeguay

Esquina Sarmiento e Islas Malvinas: Banco de Entre Ríos – Gualeguay2016-EP1-1-SottoAgustinaAgustina Sotto
Banco de Entre Ríos

Reseña histórica
El Banco de Entre Ríos fue fundado el 26 de junio de 1935. Al día siguiente abrió sus puertas en Paraná su casa central. La instalación se debió a la obra del gobernador de la provincia, Dr. Luis Etchevehere (1931-1935), y de su Ministro de Hacienda, Dr. Bernardino C. Horne, redactor del proyecto de la Ley 2.949, que dio origen a la entidad crediticia.
Para construir la sede de la sucursal Gualeguay se llamó la licitación en los últimos días de diciembre de 1944. Actuó como arquitecto director Ecio E. Bertelloti, responsable -años después- de las ampliaciones del local de la casa matriz. Las obras demandaron un año y medio. En agosto de 1946 fue decidida la inauguración del edifico. El acto tuvo lugar en las últimas horas de la tarde del día sábado 10 de dicho mes. Estuvieron presentes: el Gobernador Dr. Héctor Domingo Maya, el Vice Gobernador Luis C. Chaile, el Ministro de Hacienda Dr. Lindor Chemez, el Ministro de Obras Públicas Dr. Alda , el Presidente del Banco de Entre Ríos Dr. Pedro Bachini y otras autoridades y funcionarios provinciales y municipales. Se destacó la asistencia de numerosos vecinos y, particularmente, de representantes del comercio y de la industria. Hablaron el Dr. Bachini y el Ministro Dr. Chemez. Luego se sirvió un espléndido lunch. Terminado el acto, el Gobernador y su comitiva fueron agasajados con un banquete, ofrecido por la Municipalidad, en el Hotel Comercio. Allí hicieron uso de la palabra el Comisionado Municipal Sr. Roque Martín Barrandeguy y el Dr. Maya. Como el día 12 había sido declarado feriado nacional; la entidad fue habilitada al público a partir del martes 13 de agosto de 1946. Tenía veintiséis empleados.
Comentario arquitectónico
El aspecto externo nos remite a una época en que se vuelve a usar las formas neoclásicas tanto en nuestro país como en otros lugares del mundo: pertenece al monumentalismo clasicista.
Es por eso que encontramos en el frente una clara composición académica: el zócalo revestido de mármol lo despega de la vereda; columnas embebidas con basa simple, fuste liso y capitel compuesto le imprimen un fuerte ritmo. Por arriba de las columnas hay un arquitrabe con tres finas molduras, y un friso rematado por una cornisa neoclásica que separa la parte superior. Ésta equilibra las proporciones generales y acompaña la cadencia con pilastras apenas dibujadas. La ochava, donde se ubica la puerta, está definida por dos gruesas pilastras que siguen la forma del ángulo; allí la fachada es más alta y tiene arriba un recuadro con el nombre de la institución. Dos columnas enmarcan la entrada que esta realzada por una escalinata; se destaca por la verticalidad de sus proporciones. Presenta, al igual que las ventanas, diseño en hierro de influencia inglesa: con una división horizontal como si pudiese albergar una planta alta.
Por calle Sarmiento hay cuatro altos ventanales entre columnas y, en el extremo, una entrada de personal entre pilastras. Por calle Islas Malvinas tiene cinco ventanales de las mismas características, luego se desarrollan otras dependencias entre pilastras siguiendo los mismos lineamientos generales: cajeros automáticos y la casa del gerente.
La obra es muy lograda en su estilo, tiene el aspecto de solidez convincente que su destino merece, acompañado de cierta sobriedad que resulta ser una de sus características más afortunadas. En el interior, un salón de gran altura sobre la esquina y oficinas en los costados internos de la construcción conforman el inmueble.
Este edificio ha sido, por muchas décadas, uno de los más concurridos de Gualeguay en razón de las actividades que el Banco de Entre Ríos ha desplegado en la zona.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Anuncios

Islas Malvinas y Sarmiento – Gualeguay

Esquina Islas Malvinas y Sarmiento – Gualeguay

Islas Malvinas y Sarmiento (Gualeguay)

Melina Ruth Gómez
Calle Islas Malvinas

La calle nace al 550 de 25 de Mayo y va hacia el oeste, hacia el este se llama Carlos Pellegrini. Antiguamente le decían calle de Hermoso (D. Juan). En 1863 el decreto de Urquiza la denominó Uruguay en toda su extensión. La ordenanza del 14 de abril de 1950 dice: “Islas Malvinas”.

Mar epicontinental es la parte del océano que cubre la plataforma submarina de un continente hasta los 200 metros de profundidad. (Dicho con otras palabras es el mar que cubre la parte del continente que está por debajo de su nivel.) De acuerdo a las convenciones internacionales los países ejercen la soberanía en estas aguas, su lecho y subsuelo. Las Islas Malvinas constituyen las principales tierras que emergen en nuestro mar epicontinental. Han sido ocupadas y usurpadas por el Reino Unido desde 1833. Su recuperación transitoria dio origen a la guerra del Atlántico Sur en 1982.
Desde 1816 se produjeron entredichos con los Estados Unidos por la acción de cazadores de ballenas y lobos marinos en el Atlántico Sur. Buenos Aires había refirmado sus derechos en las Islas Malvinas desde 1820. En 1829 Luis Vernet fue nombrado gobernador del archipiélago e inició su ocupación efectiva. Ante la presencia de barcos extranjeros que no respetaban la soberanía, Vernet detuvo a tres embarcaciones norteamericanas en agosto de 1831. El cónsul estadounidense Jorge W. Slacum presentó un ultimátum al gobierno bonaerense, lo que agravó el conflicto. El 28 de diciembre de 1831 la corbeta de guerra Lexington, bajo el mando del capitán Silas Duncan, desembarcó en puerto San Luis, tomó prisioneros, destruyó armamentos y saqueó propiedades, para luego tomar rumbo hacia Montevideo. Esta agresión provocó el reclamo argentino ante el gobierno de los Estados Unidos que sin embargo llevaría a largas el asunto. Entretanto, y aprovechando la situación, Gran Bretaña decidió apoderarse por la fuerza de Malvinas. El principal interés inmediato era el negocio de la caza de ballenas, focas y lobos marinos, cuyos productos (aceites para uso industrial y pieles) tenían una creciente demanda en los mercados europeos. Estratégicamente, se trataba de establecer una base cercana al paso entre los océanos Atlántico y Pacífico. El 23 de diciembre de 1832, la nave británica Clío llegó a puerto Egmont. La goleta argentina Sarandí, que había sido enviada a la zona, fue obligada a retirarse. El 3de enero de 1833, la fuerza británica ocupó el establecimiento argentino, iniciando así la usurpación de Malvinas. Los encargados de la representación exterior protestaron ante las autoridades británicas, aunque no emprendieron acción para recuperar las islas. Esta situación se mantendrá así hasta la guerra de Malvinas de 1982. (Datos: “Enciclopedia de la Historia Argentina”, Editorial Planeta De Agostini, Buenos Aires, 2006)

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande.
El tablero en Pinterest

Rivadavia e Islas Malvinas – Gualeguay

Esquina Rivadavia e Islas Malvinas – Gualeguay
Rivadavia e Islas Malvinas (Gualeguay)

Jimena Bustamante
Calle Rivadavia

Comienza al 600 de 9 de Julio y va hacia el sur,  su prolongación hacia el norte se llama Dr. Alfredo L. Palacios. En las primeras épocas se la llamaba Aguirre (Francisco). En el decreto de Urquiza de 1863 se la denomina Buenos Aires en toda su extensión. La ordenanza del 14 de abril de 1950 dice: “Rivadavia”.

Bernardino de la Trinidad González Rivadavia y Rivadavia (Buenos Aires, 20 de mayo de 1780 – Cádiz, 2 de septiembre de 1845). Actuó en las invasiones inglesas. En el  Cabildo abierto del 22 de mayo votó por relevo al virrey; partidario de Saavedra fue recluido en Luján por orden de Mariano Moreno. Fue enviado a Europa en 1811 en misión diplomática. Nombrado secretario de Guerra del Primer Triunvirato, fue asumiendo las demás carteras y finalmente el cargo de triunviro. Proscripto en 1812, fue rehabilitado por el director Posadas, quien lo envió de nuevo a Europa en 1814, para negociar la coronación de un príncipe europeo en el Río de la Plata.

Al regresar a Buenos Aires, luego de permanecer varios años en Londres,  fue ministro del gobernador bonaerense Martín Rodríguez (1821-1823), período en el que promovió reformas políticas, económicas y culturales.

En 1826, el Congreso General Constituyente lo designó primer presidente de la República, en el marco de la guerra con el Brasil. La decisión de nacionalizar parte del territorio bonaerense, el fracaso de la Constitución unitaria y las tratativas de paz con Brasil provocaron su caída en 1827. Luego volvió a Europa, de donde no se le permitió regresar. Murió en Cádiz el 2 de septiembre de 1845.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande.

El tablero en Pinterest