Belgrano y Avda. Presidente Illia: Estación del Ferrocarril. La Solís – Gualeguay

Esquina Belgrano y Avenida Presidente Illia: Estación del Ferrocarril. La Solís – Gualeguay2016-EP1-1-FranceYesica
Yesica France
Estación del Ferrocarril. La Solís

En 1887 se sancionó la ley que autorizaba la construcción del ramal Gualeguay-Rosario del Tala. La noticia del comienzo de la obra conmocionó a la ciudad y su zona de influencia. El ramal abría nuevos horizontes para la actividad agropecuaria, comercial e industrial.

El 21 de julio de 1888 quedaban inaugurados los trabajos en Gualeguay, arribando dos ingenieros desde Buenos Aires para dirigir las tareas. El tendido de rieles se hizo con celeridad. La primera locomotora llegó a la ciudad por esa vía el 23 de noviembre de 1890. Uno de los ingenieros participantes en el trazado fue el Ing. Küller. El 29 de enero de 1891 fue librado al público el servicio. Paralelamente a esto, Gualeguay conservaba la vieja estación de calle 3 de Febrero, hacia donde se dirigían los pasajeros que tenían como destino Puerto Ruiz.

En la década de 1920 la vieja estación del ferrocarril Gualeguay-Tala, como se la conocía, trajo aparejado el adelanto para toda la zona adyacente y de los vecinos afincados sobre la calle Belgrano, conocida por entonces como Ayacucho. Antes, todo ese sector, incluso dentro del radio urbano que enmarca la Avenida Illia, era ocupado por chacras, algunas de las cuales se conviertieron, en los años sucesivos, en sedes de los más tradicionales clubes deportivos de la ciudad. La Estación del Ferrocarril Gral. Urquiza tuvo utilidad durante casi una centuria. Perimero se vio privada de recibir trenes de pasajeros; quienes debían abordar en Estación Carbó y, por último, fue totalmente desafectada del servicio. Había sido testigo de la llegada de importantes personalidades del ámbito político, cultural y deportivo de Gualeguay. En 1966, con motivo de cumplirse el centenario del Ferrocarril Primer Entrerriano, se erigió un templete en el que se colocó una de las locomotoras que cumplieron el trayecto Gualeguay-Puerto Ruiz, a modo de homenaje hacia la auténtica “Solís”, primitivamente llamada “La Gualeguay”, cuyo destino se desconoce.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Melitón Juárez y J.J. Parachú: Escuela Normal “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay

Esquina Melitón Juárez y J. J. Parachú: Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay
2016-EP1-1-GiustiMilagros
Milagros Giusti
Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio”

Está ubicada en calle Melitón Juárez, entre 9 de Julio y J.J Parachú. Edificio declarado de interés histórico nacional en 1980.

Reseña histórica

El Gobierno Provincial dispuso en 1904 la construcción de un edificio que albergase a la Escuela Superior Graduada Mixta. El problema de la edificación escolar en Entre Ríos era, por entonces, bastante grave a causa del creciente número de escuelas que carecían de local propio y a la escasez de los recursos. Cuando éstos lo permitieron, la administración del Gobernador Enrique Carbó (entre 1903 y 1907) inició el desarrollo de un plan de construcciones escolares para toda la Provincia.

La empresa de levantar el edificio contó con el apoyo de Gualeguay, especialmente de la dirigencia. El vecindario contempló maravillado los planos expuestos en el céntrico Café Argentino.

El terreno fue donado por el Municipio y en él se edificó lo que es el sector más antiguo. Viejas fotografías muestran, además de su frente -hacia el oeste- los laterales norte y sur, construidos hasta poco menos de la mitad de la extensión definitiva, que alcanzarían tiempo más adelante.

En las sucesivas ampliaciones y reformas intervinieron varios contratistas y proveedores de suministros. Por eso, es difícil determinar con precisión a los responsables de algunas partes de la obra; lo cual ha originado ciertas controversias a propósito de los ejecutores de los proyectos y sobre la procedencia de los materiales.

La colocación de la piedra fundamental de la Escuela Graduada Mixta se produjo el 25 de marzo de 1905. Estuvieron presentes del Presidente del Consejo General de Educación Prof. Manuel P. Antequeda y otras altas autoridades. Hicieron uso de la palabra el Prof. Antequeda, el Dr. Joaquín Aguirrezabala, el Comisionado Escolar Prof. Carlos Almuni y la Maestra Srta. Himilce Lazcano.

Dos años más tarde el edificio -al cual le faltaban ciertos detalles en su terminación- fue ocupado por la Escuela Graduada. En 1909 se concreta un viejo anhelo popular que “El Debate” había recogido en sus páginas, en abril de 1907, con la publicación de un artículo, que habría de convertirse en el hilo sustantivo de los orígenes de la Escuela Normal. Casi de inmediato, se conformó la Comisión Pro-Escuela Normal integrada por caracterizados vecinos y presidida por el Dr. Celestino Marcó.

El 15 de febrero de 1909, el mismo diario informa que el Dr. Marcó anunciaba el inminente inicio de las clases en la Escuela Normal. Para ello se contaba con el edificio de la Escuela Graduada, que sería cedido por la Provincia, la que también se comprometía a sostener por un año al nivel primario (que pasaría a ser, a partir de ese momento, el Departamento de Aplicación).
El 8 de marzo de ese año, el Presidente de la República Dr. José Figueroa Alcorta y su Ministro Rómulo S. Naón firmaron el decreto de creación de la  Escuela Normal Mixta de Gualeguay. Fundaron su decisión en la imperiosa necesidad de formar Maestros, escasos en este punto. Se nombró Director al Profesor Felipe L. Alvelda.

Las clases dieron comienzo el jueves 18 de marzo. Mientras el Prof. Alvelda se encontraba en Buenos Aires, adquiriendo muebles y útiles para la instalación definitiva del establecimiento, era suplido por el Secretario y después primer Vicedirector, Prof. Santiago Etchemendy.
Con el transcurso del tiempo, como el local resultaba exiguo para las demandas de la institución, la Comisión Pro-Intereses Departamentales hizo gestiones para ampliarlo. El Municipio adquirió la media manzana vecina y lo cedió al Gobierno  Nacional en 1910. Aceptada la donación, se procedió al cierre de la calle Córdoba (hoy Schiaffino) que separaba ambas manzanas. En 1924 el Poder Ejecutivo Nacional compró el terreno colindante, con ello, toda la manzana este -que hoy ocupa la Escuela Superior de Comercio- pasó a ser patrimonio de estado nacional. Datan de esta época importantes refacciones y la construcción de nuevas instalaciones sanitarias. Por cierto que el edificio, tal como lo podemos apreciar, se completó con sucesivos arreglos y ampliaciones.

La primera promoción de Maestros egresó en 1912 y la de  Bachilleres en 1949.
La Escuela Normal fue visitada en 1929 por el eminente educador Prof. Pablo Pizzurno.
El 24 de mayo de 1938 se inauguró al frente del edificio, el primer mástil público que tuvo Gualeguay, en un acto multitudinario.
La Sección Comercial Anexa, creada en 1948, adquirió su autonomía en 1960, cuando se instaló, en un domicilio de calle Remedios E. de San Martín 335, la Escuela Nacional de Comercio.
Al cumplir en 1959 su cincuentenario, la Escuela Normal fue visitada por ilustres personalidades, encabezadas por el Ministro de Educación Dr. Luis R. Mac’Kay.

El profesorado de Enseñanza Primaria se creó en 1970 y el de Nivel Inicial en 1988. Entre 1981 y 1999 albergó en sus instalaciones a los profesorados secundarios, los que abandonaron esta sede al habilitarse el Complejo Héctor y Sara S. de Berisso.
La escuela Normal tuvo una extraordinaria influencia  en el desarrollo  cultural y  educativo de la ciudad y zonas vecinas; promoviendo y estimulando las más variadas manifestaciones e inquietudes en las distintas disciplinas.
Las obras más recientes de las secciones del Nivel Inicial -contiguas al viejo edificio-  fueron inauguradas con el inicio de las clases en el año 2001.
Desde 1993 la Escuela Normal depende de la órbita provincial.

Comentario arquitectónico
La característica más saliente de este edificio  es su gran volumen. Incluyendo los jardines externos y el patio central, ocupa una manzana. Se puede decir que en el perfil de nuestra ciudad, de las tres construcciones públicas que más se destacan por su tamaño, dos de ellas son destinadas a educación, siendo la otra religiosa.
El lenguaje es ecléctico histórico con muy sobria decoración, esto puede deberse a razones económicas, a influencias modernistas o a las dos razones juntas.
Presenta un marcado eje de simetría que, según el concepto de la época, debía ser usado en las “obras superiores”. En este caso una obra que, representando al Estado, habría de ser formadora de maestros. Esta característica, sumada al gran tamaño de la construcción, le otorga al edificio un sentido inmanente de autoridad que le ha conferido a la institución allí alojada, un carácter emblemático a través del tiempo.
La fachada posee un cuerpo central levemente avanzado,  donde las aberturas, en general de acusada verticalidad, están algo ornamentadas. Esta parte, dividida en tres paños por sobrias pilastras, tiene arriba un frontón curvo en el sector central.  En el resto del edificio, en los ángulos y donde el tratamiento de las aberturas lo amerita, se intercala un almohadillado vertical dándole cierto ritmo.
Rodeada de un espacio destinado al parque, la construcción luce en su plenitud a través de las rejas. También resulta imponente la visión, luego de atravesar el hall de entrada,  del patio central donde se encuentra el busto de Sarmiento. Esta escultura, de mármol de Carrara, de excelente factura, está firmada pro Paolo Triscornia. El conjunto de busto y pedestal  se apoya sobre un casquete de césped bordeado por un pequeño muro de mampostería de reminiscencias barrocas.

Actualmente sus instalaciones se distribuyen en un salón de actos; biblioteca; habitaciones destinadas a administración y actividades del personal: dirección, vicedirecciones,  preceptorías, etc.; veintiocho aulas; varios depósitos; cinco escaleras que comunican los dos niveles; hall de entrada; patio cubierto; patio central; jardines exteriores. Resumiendo, se puede decir que el legado de nuestros antepasados ha sido verdaderamente espléndido, porque muchas generaciones de alumnos abrevaron sus conocimientos en estas aulas.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Quadri y 9 de Julio: Escuela Técnica Nº 1 “Dr. Luis R. Mac’Kay” – Gualeguay

Esquina Quadri y 9 de Julio: Escuela Técnica Nº 1 “Dr. Luis R. Mac’Kay” – Gualeguay2016-EP1-1-CoccolaFlorenciaMilagros
Florencia Milagros Cóccola
Escuela Técnica N º 1 “Dr.Luis R. Mac’Kay”

El cuerpo principal del edificio de la EPET N°1 fue levantado por la Sociedad Rural Gualeguay. Esta entidad fue fundada el 15 de agosto de 1898 en una asamblea realizada en la Sociedad Fomento Educacional. Al ocupar la presidencia el Dr. Celestino Marcó, imprime a la institución un ponderable ritmo de actividad. En el  lapso comprendido entre 1911 y 1913, la Sociedad Rural da término a la construcción del espléndido local; en él lleva a cabo el brillante certamen de 1910. Hay fotografías que muestran habilitada la estructura central, aún sin concluir, antes de 1910.

Tiempo después los dirigentes de la Sociedad Rural ofrecieron al Ministerio de Guerra de la Nación sus instalaciones para el alojamiento de un cuerpo del Ejército Argentino. Aceptado este ofrecimiento, el 31 de diciembre de 1913 llega a Gualeguay y ocupa la sede de la entidad ruralista el Regimiento 3 de Caballería de Línea Brigadier General Martín Rodríguez. En marzo de 1917 se construyó una plazoleta al frente del edificio.

Con los años, la institución requerirá al Ministerio de Guerra la devolución del local, pero el largo proceso concluye recién en 1937 con la venta al Estado de sus instalaciones. Cuando el Ejército finalmente abandona la ciudad, comenzó a funcionar allí la llamada Escuela Fábrica Nº 14. Tiempo después se le impone el nombre de Escuela Nacional de Educación Técnica Nº1, designándola “Dr. Luis R. Mac’Kay”, quien fuera Ministro de Educación en la Presidencia del Dr. Frondizi. El internado comenzó a funcionar en marzo de 1962. Al ser transferidos a las provincias los servicios educativos, la Escuela pasó a depender del Gobierno de Entre Ríos.

La parte principal del frente de este edificio permanece tal como se realizara para la Sociedad Rural; el interior se muestra muy modificado debido a los diversos usos que ha tenido a través del tiempo.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

R.E. de San Martín y 9 de Julio: Cruz Roja Argentina Filial Gualeguay

Esquina R.E. de San Martín y 9 de Julio: Cruz Roja Argentina Filial Gualeguay2016-EP1-1-DucretJanet
Janet Ducret
Cruz Roja Argentina Filial Gualeguay

Introducción

La Filial Gualeguay de la Cruz Roja Argentina, fundada en 1947, es una de las cuatro presentes en el territorio entrerriano. Responde a una estructura organizativa centralizada a nivel nacional e internacional, de forma imparcial, neutra e independiente. Su misión es exclusivamente humanitaria protegiendo la vida, la dignidad del hombre y prestando asistencia a las víctimas de los conflictos armados y catástrofes, sean estas naturales o provocadas por el hombre. En aquellas regiones del mundo actualmente libres de conflictos armados -como en el caso de nuestro país- su acción es esencialmente de índole preventiva mediante la difusión y la enseñanza.

Habiendo cumplido -en agosto de 2015- su 68º aniversario, la filial Gualeguay tiene una rica historia que merece ser difundida. En la actualidad la misión de la Cruz Roja se basa en los siete principios fundamentales proclamados en Viena en 1965:

  • Humanidad
  • Imparcialidad
  • Neutralidad
  • Independencia
  • Carácter Voluntario
  • Unidad
  • Universalidad

Gualeguay y su Filial de la Cruz Roja Argentina

El origen de esta filial se remonta a fines de la década del ’40, y tiene como protagonista a una mujer desolada por la muerte de su única hija pequeña, a causa del cáncer. Esa mujer era Emma Elizabeth Tagnard de Guerra, quien el 25 de agosto reunió en su casa a otras distinguidas vecinas de Gualeguay. Eran las 17 horas y suscribieron el Acta Nº 1 de Fundación, donde se expresa que “quedó acordada por espontánea voluntad de todas las personas presentes, la fundación de una filial de la Cruz Roja Argentina, con el nombre de Comisión local de la Cruz Roja Argentina”.

La idea rectora que impulsó a este grupo fundacional fue la de “contribuir a aliviar la penurias y la situación de miseria en las que se encontraban las clases humildes de este pueblo”.

La primera Comisión Directiva estuvo integrada por:

  • Presidenta: Emma E. Tagnard de Guerra
  • Vicepresidenta: Nilda B. de Cadirola
  • Secretaria: Laura Josefina Díaz
  • Prosecretaria: Josefina C. de Daneri
  • Tesorera: Ana María R. de Etala
  • Protesorera: María Mercedes P. de Carboni
  • Vocales: Virginia Marcó de Parachú, Elvira M. de García Barrera, Micaela Morán, María Margarita Tagnard.

El vertiginoso crecimiento del número de socios permitió que la comisión local de la Cruz Roja Argentina pasara a la categoría de Comité al alcanzar los 50 asociados, en la asamblea del 15 de noviembre de 1947. Respondiendo a uno de los propósitos de la Cruz Roja, el 19 de abril de 1948, la filial de Gualeguay abrió el curso de Enfermería (de 3 años de duración).

En 1949 se inauguraron los cursos de Visitadoras de higiene social y de Samaritanas (con una duración de 3 años y un año  respectivamente). En la oportunidad, fue designado director el doctor Manuel Guerra. Las clases se dictaban en la sociedad Pro-Copa de Leche y las prácticas se realizaban en el Hospital San Antonio de Gualeguay. Los profesores, renombrados profesionales locales se desempeñaron con carácter ad-honorem.

Las sucesivas políticas educativas, tanto a nivel provincial como nacional, introdujeron cambios en los proyectos educacionales de las instituciones. Y los antiguos cursos fueron evolucionando según el marco legal correspondiente. El 14 de marzo de 1977, se inaugura el curso de Auxiliares de Enfermería y el 15 de Marzo de 1999, por disposición del Consejo General de Educación, se procede al cierre del mismo y se produce la creación del Instituto de Enfermería Superior D-79 Cruz Roja Argentina Filial Gualeguay, luego de prolongadas gestiones realizadas ante el Consejo para su aprobación.
La disposición N°449 del 3 de diciembre de 1998, de la Dirección de Educación de Gestión Privada, autoriza su apertura, agregándose que la Cruz Roja de Gualeguay “….ha participado activamente de los procesos de transformación y actualización programática, así como en la redacción de un Plan de Estudios para la formación de Enfermeros Profesionales que garantice la inserción en los servicios de salud, con el perfil necesario adaptándose comprometidamente a las exigencias del actual sistema…”.

En la actualidad, la Cruz Roja Argentina filial Gualeguay trabaja en los diferentes campos de acción como es la promoción y prevención en Salud. El Instituto cuenta, hoy,  con tres carreras: Técnico Superior en Enfermería, Técnico Superior en Hemoterapia y Agente Sanitario y Promotor de la Salud.

FUENTE│Cruz Roja Filial Gualeguay

El tablero en Pinterest

Crucero General Belgrano y 25 de Mayo – Gualeguay

2016-EP1-1-AzorinIgnacioIgnacio Azorín

Calle Crucero General Belgrano

Crucero General Belgrano. ARA.

Esta calle está ubicada a dos cuadras de distancia hacia el sur del Boulevard San Juan, en el Barrio Molino Don Pedro Armelín, corre con dirección este-oeste, entre las prolongaciones de las calles San Antonio y Juan B. Ambrosetti. La ordenanza Nº 2262 del 11/08/1992 dice “Crucero General Belgrano”. A pedido de los vecinos se denomina esta calle Crucero General Belgrano, que fuera hundido fuera del área de combate en circunstancias de la guerra de Malvinas, frente a la Isla de los Estados. El domingo 2 de mayo de 1982 “un submarino inglés hundió al Crucero General Belgrano, que se encontraba fuera de la zona de exclusión (zona de combate). Fue un acto ilegal de las fuerzas inglesas que tuvo como saldo la muerte de 323 marinos argentinos. Esta cruenta acción tuvo el objetivo de hacer abortara las últimnas propuestas de mediación, formuladas por distintos países, y extremar el conflicto”. También le aportó mayor popularidad para ganar sus próximas elecciones a Margaret Thatcher, quien dio la orden de ataque. Fue el único caso de un barco de guerra hundido por un submarino nuclear hasta ese momento. El ARA General Belgrano antes de había llamado USS Phoenix y ARA 17 de Octubre. El nombre del submarino nuclear británico era HMS Conqueror. Entre los marinos víctimas de este atentado había tres personas nacidas en Gualeguay: el Cabo Segundo Eliseo Víctor Rodríguez y el suboficial Jorge Mario Velázquez que fueron rescatados tras el hundimiento, y quien falleciera en esas circunstancias: el Cabo Principal Héctor Basilio Correa, Suboficial Segundo post-mortem.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

R.E de San Martín y 1º de Mayo: Jefatura Departamental de Policía – Gualeguay

Esquina R. E. de San Martín y 1º de Mayo: Jefatura Departamental de Policía – Gualeguay2016-EP1-1-Caraballo JohanaJohana Caraballo

Jefatura Departamental de Policía

Al planificar la fundación de Gualeguay, don Tomás de Rocamora asigna el centro de la población a la Plaza y en torno a ella manda a edificar las modestas construcciones que albergaron al Cabildo y Comandancia, a la residencia del Comandante, a la iglesia y a la casa  Cura. Así, hizo circundar un gran potrero, trazó un semicírculo alrededor de su casa y al oeste de ésta , demarcó el jardín y la huerta. Lindera a ella  levantó un rancho largo para que hiciese las veces de Cárcel y Cuartel. Según la tradición, para la época de los sucesors revolucionarios de 1810, la Comandancia se emplazaba en el actual asentamiento de la Jefatura de Policía. En este sitio se reunían las milicias, que eran convocadas a prestar valiosos servicios a la  Patria.

Quienes han narrado las vicisitudes de Garibaldi en su paso por Gualeguay en 1837 coinciden en ubicar allí al rancho a dos aguas con tirantes y cumbrera de palma -de donde estuvo colgado el héroe de la unificación italiana- que oficiaba de Cárcel y Comandancia. Segundo Gianello señala que durante el gobierno del Gral. Justo José de Urquiza se levantó un  edificio amplio  en remplazo del antiguo rancho. Amaro Villanueva estima que ello pudo haberse realizado diez años más tarde de la permanencia de Garibaldi. En este edificio tuvieron su sede las autoridades políticas  y de milicias, en los tiempos bravos de las revueltas de López Jordán, resistiendo al poder central, tras el asesinato del Gral. Urquiza. En abril de 1873 se instala en ese predio las Municipalidad, recientemente creada. Francisco Aguirre fue nombrado como primer Presidente de este organismo.

Sobre la puerta principal de acceso al edificio se construyó una torre, en la cual el 2 de septiembre de 1877 es inaugurado el primer reloj público  que tuvo la ciudad. Veinte años  más tarde, debido a los peligros de un posible derrumbe,  el reloj fue trasladado a la torre de la Iglesia San Antonio.

En 1878, el Gobernador don Ramón Febre solicitó el desalojo de las habitaciones que ocupaba el Municipio, a los fines de instalar en ellas el Juzgado de Primera Instancia.

Se iniciaba 1910 cuando el gobierno provincial  apruebó los planos para dotar a la Jefatura de Policía de un nuevo edificio. El proyecto fue formulado por el Departamento de Obras Públicas. En febrero del mismo año fueron abiertas las propuestas presentadas en la licitación de los trabajos de demolición de la vieja estructura y la construcción que la reemplazaría. Resultaron adjudicatarios Herminio y Aristodemo Zamboni.

Para que las tareas de demolición pudieran ejecutarse, la Jefatura se trasladó el 10 de octubre de 1910 a la intersección de las actuales Remedios Escalada de San Martín y Primer Entrerriano. Dos años mas tardes, siendo  su jefe don Domingo Schiaffino, la Jefatura de Policía pasó a ocupar definitivamente este local; en el cual también fue sede de la Receptoría de Rentas de la Provincia y, durante cierto tiempo, de las oficinas del Registro Civil.

La obra levantada en 1912 responde al eclecticismo  histórico y produce la integración  del  entorno desde la Escuela Castelli y el Club Social hasta el edificio de Tribunales. Existen además numerosas cosas particulares alrededor de la plaza que datan de la misma época y dan cierta unidad a la zona. La construcción ocupa media manzana, tiene planteo simétrico y es de una sola planta excepto la torre sobre la puerta central. Esta culmina en una pequeña cúpula de base octogonal y presenta un entrepiso y dos niveles más, el último tiene el diseño para alojar un reloj.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Sarmiento e Islas Malvinas: Banco de Entre Ríos – Gualeguay

Esquina Sarmiento e Islas Malvinas: Banco de Entre Ríos – Gualeguay2016-EP1-1-SottoAgustinaAgustina Sotto
Banco de Entre Ríos

Reseña histórica
El Banco de Entre Ríos fue fundado el 26 de junio de 1935. Al día siguiente abrió sus puertas en Paraná su casa central. La instalación se debió a la obra del gobernador de la provincia, Dr. Luis Etchevehere (1931-1935), y de su Ministro de Hacienda, Dr. Bernardino C. Horne, redactor del proyecto de la Ley 2.949, que dio origen a la entidad crediticia.
Para construir la sede de la sucursal Gualeguay se llamó la licitación en los últimos días de diciembre de 1944. Actuó como arquitecto director Ecio E. Bertelloti, responsable -años después- de las ampliaciones del local de la casa matriz. Las obras demandaron un año y medio. En agosto de 1946 fue decidida la inauguración del edifico. El acto tuvo lugar en las últimas horas de la tarde del día sábado 10 de dicho mes. Estuvieron presentes: el Gobernador Dr. Héctor Domingo Maya, el Vice Gobernador Luis C. Chaile, el Ministro de Hacienda Dr. Lindor Chemez, el Ministro de Obras Públicas Dr. Alda , el Presidente del Banco de Entre Ríos Dr. Pedro Bachini y otras autoridades y funcionarios provinciales y municipales. Se destacó la asistencia de numerosos vecinos y, particularmente, de representantes del comercio y de la industria. Hablaron el Dr. Bachini y el Ministro Dr. Chemez. Luego se sirvió un espléndido lunch. Terminado el acto, el Gobernador y su comitiva fueron agasajados con un banquete, ofrecido por la Municipalidad, en el Hotel Comercio. Allí hicieron uso de la palabra el Comisionado Municipal Sr. Roque Martín Barrandeguy y el Dr. Maya. Como el día 12 había sido declarado feriado nacional; la entidad fue habilitada al público a partir del martes 13 de agosto de 1946. Tenía veintiséis empleados.
Comentario arquitectónico
El aspecto externo nos remite a una época en que se vuelve a usar las formas neoclásicas tanto en nuestro país como en otros lugares del mundo: pertenece al monumentalismo clasicista.
Es por eso que encontramos en el frente una clara composición académica: el zócalo revestido de mármol lo despega de la vereda; columnas embebidas con basa simple, fuste liso y capitel compuesto le imprimen un fuerte ritmo. Por arriba de las columnas hay un arquitrabe con tres finas molduras, y un friso rematado por una cornisa neoclásica que separa la parte superior. Ésta equilibra las proporciones generales y acompaña la cadencia con pilastras apenas dibujadas. La ochava, donde se ubica la puerta, está definida por dos gruesas pilastras que siguen la forma del ángulo; allí la fachada es más alta y tiene arriba un recuadro con el nombre de la institución. Dos columnas enmarcan la entrada que esta realzada por una escalinata; se destaca por la verticalidad de sus proporciones. Presenta, al igual que las ventanas, diseño en hierro de influencia inglesa: con una división horizontal como si pudiese albergar una planta alta.
Por calle Sarmiento hay cuatro altos ventanales entre columnas y, en el extremo, una entrada de personal entre pilastras. Por calle Islas Malvinas tiene cinco ventanales de las mismas características, luego se desarrollan otras dependencias entre pilastras siguiendo los mismos lineamientos generales: cajeros automáticos y la casa del gerente.
La obra es muy lograda en su estilo, tiene el aspecto de solidez convincente que su destino merece, acompañado de cierta sobriedad que resulta ser una de sus características más afortunadas. En el interior, un salón de gran altura sobre la esquina y oficinas en los costados internos de la construcción conforman el inmueble.
Este edificio ha sido, por muchas décadas, uno de los más concurridos de Gualeguay en razón de las actividades que el Banco de Entre Ríos ha desplegado en la zona.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest