Melitón Juárez y J.J. Parachú: Escuela Normal “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay

Esquina Melitón Juárez y J. J. Parachú: Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay
2016-EP1-1-GiustiMilagros
Milagros Giusti
Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio”

Está ubicada en calle Melitón Juárez, entre 9 de Julio y J.J Parachú. Edificio declarado de interés histórico nacional en 1980.

Reseña histórica

El Gobierno Provincial dispuso en 1904 la construcción de un edificio que albergase a la Escuela Superior Graduada Mixta. El problema de la edificación escolar en Entre Ríos era, por entonces, bastante grave a causa del creciente número de escuelas que carecían de local propio y a la escasez de los recursos. Cuando éstos lo permitieron, la administración del Gobernador Enrique Carbó (entre 1903 y 1907) inició el desarrollo de un plan de construcciones escolares para toda la Provincia.

La empresa de levantar el edificio contó con el apoyo de Gualeguay, especialmente de la dirigencia. El vecindario contempló maravillado los planos expuestos en el céntrico Café Argentino.

El terreno fue donado por el Municipio y en él se edificó lo que es el sector más antiguo. Viejas fotografías muestran, además de su frente -hacia el oeste- los laterales norte y sur, construidos hasta poco menos de la mitad de la extensión definitiva, que alcanzarían tiempo más adelante.

En las sucesivas ampliaciones y reformas intervinieron varios contratistas y proveedores de suministros. Por eso, es difícil determinar con precisión a los responsables de algunas partes de la obra; lo cual ha originado ciertas controversias a propósito de los ejecutores de los proyectos y sobre la procedencia de los materiales.

La colocación de la piedra fundamental de la Escuela Graduada Mixta se produjo el 25 de marzo de 1905. Estuvieron presentes del Presidente del Consejo General de Educación Prof. Manuel P. Antequeda y otras altas autoridades. Hicieron uso de la palabra el Prof. Antequeda, el Dr. Joaquín Aguirrezabala, el Comisionado Escolar Prof. Carlos Almuni y la Maestra Srta. Himilce Lazcano.

Dos años más tarde el edificio -al cual le faltaban ciertos detalles en su terminación- fue ocupado por la Escuela Graduada. En 1909 se concreta un viejo anhelo popular que “El Debate” había recogido en sus páginas, en abril de 1907, con la publicación de un artículo, que habría de convertirse en el hilo sustantivo de los orígenes de la Escuela Normal. Casi de inmediato, se conformó la Comisión Pro-Escuela Normal integrada por caracterizados vecinos y presidida por el Dr. Celestino Marcó.

El 15 de febrero de 1909, el mismo diario informa que el Dr. Marcó anunciaba el inminente inicio de las clases en la Escuela Normal. Para ello se contaba con el edificio de la Escuela Graduada, que sería cedido por la Provincia, la que también se comprometía a sostener por un año al nivel primario (que pasaría a ser, a partir de ese momento, el Departamento de Aplicación).
El 8 de marzo de ese año, el Presidente de la República Dr. José Figueroa Alcorta y su Ministro Rómulo S. Naón firmaron el decreto de creación de la  Escuela Normal Mixta de Gualeguay. Fundaron su decisión en la imperiosa necesidad de formar Maestros, escasos en este punto. Se nombró Director al Profesor Felipe L. Alvelda.

Las clases dieron comienzo el jueves 18 de marzo. Mientras el Prof. Alvelda se encontraba en Buenos Aires, adquiriendo muebles y útiles para la instalación definitiva del establecimiento, era suplido por el Secretario y después primer Vicedirector, Prof. Santiago Etchemendy.
Con el transcurso del tiempo, como el local resultaba exiguo para las demandas de la institución, la Comisión Pro-Intereses Departamentales hizo gestiones para ampliarlo. El Municipio adquirió la media manzana vecina y lo cedió al Gobierno  Nacional en 1910. Aceptada la donación, se procedió al cierre de la calle Córdoba (hoy Schiaffino) que separaba ambas manzanas. En 1924 el Poder Ejecutivo Nacional compró el terreno colindante, con ello, toda la manzana este -que hoy ocupa la Escuela Superior de Comercio- pasó a ser patrimonio de estado nacional. Datan de esta época importantes refacciones y la construcción de nuevas instalaciones sanitarias. Por cierto que el edificio, tal como lo podemos apreciar, se completó con sucesivos arreglos y ampliaciones.

La primera promoción de Maestros egresó en 1912 y la de  Bachilleres en 1949.
La Escuela Normal fue visitada en 1929 por el eminente educador Prof. Pablo Pizzurno.
El 24 de mayo de 1938 se inauguró al frente del edificio, el primer mástil público que tuvo Gualeguay, en un acto multitudinario.
La Sección Comercial Anexa, creada en 1948, adquirió su autonomía en 1960, cuando se instaló, en un domicilio de calle Remedios E. de San Martín 335, la Escuela Nacional de Comercio.
Al cumplir en 1959 su cincuentenario, la Escuela Normal fue visitada por ilustres personalidades, encabezadas por el Ministro de Educación Dr. Luis R. Mac’Kay.

El profesorado de Enseñanza Primaria se creó en 1970 y el de Nivel Inicial en 1988. Entre 1981 y 1999 albergó en sus instalaciones a los profesorados secundarios, los que abandonaron esta sede al habilitarse el Complejo Héctor y Sara S. de Berisso.
La escuela Normal tuvo una extraordinaria influencia  en el desarrollo  cultural y  educativo de la ciudad y zonas vecinas; promoviendo y estimulando las más variadas manifestaciones e inquietudes en las distintas disciplinas.
Las obras más recientes de las secciones del Nivel Inicial -contiguas al viejo edificio-  fueron inauguradas con el inicio de las clases en el año 2001.
Desde 1993 la Escuela Normal depende de la órbita provincial.

Comentario arquitectónico
La característica más saliente de este edificio  es su gran volumen. Incluyendo los jardines externos y el patio central, ocupa una manzana. Se puede decir que en el perfil de nuestra ciudad, de las tres construcciones públicas que más se destacan por su tamaño, dos de ellas son destinadas a educación, siendo la otra religiosa.
El lenguaje es ecléctico histórico con muy sobria decoración, esto puede deberse a razones económicas, a influencias modernistas o a las dos razones juntas.
Presenta un marcado eje de simetría que, según el concepto de la época, debía ser usado en las “obras superiores”. En este caso una obra que, representando al Estado, habría de ser formadora de maestros. Esta característica, sumada al gran tamaño de la construcción, le otorga al edificio un sentido inmanente de autoridad que le ha conferido a la institución allí alojada, un carácter emblemático a través del tiempo.
La fachada posee un cuerpo central levemente avanzado,  donde las aberturas, en general de acusada verticalidad, están algo ornamentadas. Esta parte, dividida en tres paños por sobrias pilastras, tiene arriba un frontón curvo en el sector central.  En el resto del edificio, en los ángulos y donde el tratamiento de las aberturas lo amerita, se intercala un almohadillado vertical dándole cierto ritmo.
Rodeada de un espacio destinado al parque, la construcción luce en su plenitud a través de las rejas. También resulta imponente la visión, luego de atravesar el hall de entrada,  del patio central donde se encuentra el busto de Sarmiento. Esta escultura, de mármol de Carrara, de excelente factura, está firmada pro Paolo Triscornia. El conjunto de busto y pedestal  se apoya sobre un casquete de césped bordeado por un pequeño muro de mampostería de reminiscencias barrocas.

Actualmente sus instalaciones se distribuyen en un salón de actos; biblioteca; habitaciones destinadas a administración y actividades del personal: dirección, vicedirecciones,  preceptorías, etc.; veintiocho aulas; varios depósitos; cinco escaleras que comunican los dos niveles; hall de entrada; patio cubierto; patio central; jardines exteriores. Resumiendo, se puede decir que el legado de nuestros antepasados ha sido verdaderamente espléndido, porque muchas generaciones de alumnos abrevaron sus conocimientos en estas aulas.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s