Juan Carlos Burone y 25 de Mayo – General Galarza

Esquina Juan Carlos Burone y 25 de Mayo – General Galarza
2016-EI1-ReynosoDominique

Dominique Reynoso

Calle Juan Carlos Burone

La iniciativa propiciada por la undécima promoción de Bachilleres del Instituto “Gral. San Martín” -con motivo de sus 25 años de egresados- avalada por una importante cantidad de habitantes de General Galarza, y aprobada por Ordenanza Nº 18/05 en el sentido de modificar el nombre de la calle Tomás de Rocamora por el de “Juan Carlos Burone”  a fin de perpetuar la memoria de quien fuera el impulsor de la creación del mencionado centro educativo. El sentimiento de gratitud de la población hacia este profesional que se dedicara buena parte de su vida a lograr el objetivo de que General Galarza contara con una casa de estudios de carácter secundario, habiendo egresado de sus aulas casi mil estudiantes que hoy agradecen hacer sido parte de tan prestigiosa Institución.

BIOGRAFÍA

Nació el 20 de mayo de 1924 en la ciudad de Gualeguay, hijo de Carlos Amadeo Burone y Juana Deodora Jewsbury. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Normal de Gualeguay, trasladándose luego a la ciudad de Luján, provincia de Buenos Aires, para culminar sus estudios secundarios en el Colegio Nuestra Señora de Luján, obteniendo calificaciones sobresalientes. Continuó sus estudios universitarios en la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Rosario, obteniendo el título de Farmacéutico el 1º de agosto de 1945.

Luego en el año 1949, se radicó en General Galarza, comprando la Farmacia del Sr. Aldo Truffa, en la esquina formada por las calles Sarmiento y Ritou. Al año siguiente se unió en matrimonio con Rosa Angélica Olivieri, también oriunda de Gualeguay, de cuya unión nacieron seis hijos: Juan Carlos (Farmacéutico), María Angélica (Farmacéutica), Liliana Raquel (Ingeniera Agrónoma), Miguel Angel, Carlos Amadeo y Rosa Juana Mercedes (Ingeniera Química, Profesora de Enseñanza Superior). Radicado en General Galarza, además de desempeñar la profesión de farmacéutico, su concepción fuertemente humanista lo llevó a participar activamente en la vida cultural y productiva de este pueblo.

Que la Educación Secundaria estuviera al alcance de todos los jóvenes de Galarza, fue una de sus máximas aspiraciones. Por esto, desde el año 1954 participó en la creación y eventual reapertura del Instituto de Enseñanza Secundaria General José de San Martín, transformándose en líder innato de tal emprendimiento, como lo prueba el hecho de haber sido el Presidente de la Sociedad de Fomento Educacional y Representante Legal de dicha Institución desde su creación hasta el momento de su muerte (20 años), desenvolviéndose, además, como Profesor de Química, Matemáticas, Física y Educación Democrática durante distintos períodos.

El Cooperativismo fue otra de sus pasiones, a la que dedicó tiempo y esfuerzo. Desde el año 1954, participó en la Cooperativa Agrícola Mixta La Protectora de General Galarza. Más de quince años de lucha tras el ideal cooperativo, desempeñándose como Presidente del Consejo de Administración durante varios períodos hasta el año 1969, en el cual presenta su renuncia. También fue miembro activo del Cooperativa Farmacéutica Concepción, de la ciudad de Concepción del Uruguay, uniendo así sus principios cooperativos con la actividad comercial y humanitaria con la que desarrolló su profesión de Farmacéutico. La producción agropecuaria tampoco le fue ajena. Propulsó la avicultura en la zona y él mismo desarrolló esta actividad, como así también la de productor agropecuario, en los campos de su familia paterna.

Sus ideas democráticas y su interés por el Bien Común lo impulsaron a participar en la actividad política desde las filas de la UCRI, siendo electo Concejal de la Municipalidad de General Galarza en 1958, representando a este Partido. Auténtico, inteligente, generoso, íntegro, con profunda vocación de servicio, gustoso de disfrutar de su familia y de sus amigos, así le llegó inesperadamente la muerte el 1° de marzo de 1974. Su corazón, ese que él había brindado intensamente a todos, trabajando con tesón a favor de la Comunidad, dejó de responderle, tan sólo a los 49 años de vida. Pero, a pesar del tiempo transcurrido, sus excepcionales cualidades intelectuales y morales siguen presentes en el recuerdo de los vecinos de Galarza como una figura señera en la joven historia de la comunidad.

Fuente│Degraf, Luciano, en Youtube.

ORDENANZA N° 18/05

VISTO:

                                     La iniciativa propiciada por la Undécima promoción del Instituto “GRAL. SAN MARTÍN” avalada por una importante cantidad de habitantes de General Galarza, en el sentido de modificar el nombre de la calla Tomás de Rocamora por el de “Juan Carlos Burone” a fin de perpetuar la memoria de quien fuera el impulsos de la creación del mencionado centro educativo, y

CONSIDERANDO:

                                    Que los solicitantes pretenden de esta manera interpretar el sentimiento de gratitud de la población hacia este profesional que se dedicara buena parte de su vida a lograr el objetivo de que General Galarza contara con una casa de estudios de carácter secundario, la que ubicada en calle San Martín y Tomás de Rocamora, fue hasta hace poco tiempo la única existente en nuestro medio, habiendo egresado de sus aulas casi mil estudiantes que hoy agradecen haber sido parte de tan prestigiosa Institución.

                                   Que este Gobierno Municipal, identificado con el pensamiento de los peticionantes, considera un acto de justicia, recordar a este hombre singular que trascendió el ejercicio de su profesión, fue un destacado protagonista del quehacer comunitario y educativo de la localidad.

                                     Que en tal sentido y entendiendo como sumamente válida la propuesta interesada, la Honorable Junta de Fomento Municipal de General Galarza considera procedente dar curso favorable al cambio de nombre propiciado, disponiendo en consecuencia la derogación de la Ordenanza N° 07/1969 por la cual se instituyó a la calle N° 5 con el nombre de Tomás de Rocamora.

                                   Que a fin de corroborar lo expuesto, se ha presentado en este Municipio toda la documentación respaldatoria al efecto, motivo por el cual resultaría redundante ahondar más en la trayectoria de tan ilustre ciudadano.

                                    Que a efectos de la vigencia de la decisión adoptada, este Cuerpo estima que sería apropiado establecer la misma a partir del día 9 de diciembre de 2005, fecha coincidente con la celebración de los actos de Colación del presente curso lectivo en el Colegio que surgió a la vida gracias a su desinteresado esfuerzo y dedicación.

                                   Que es preciso prever la afectación de los respectivos recursos presupuestarios en el Ejercicio 2006 a fin de atender las erogaciones que demande el reemplazo de chapas nomencladoras y numeradoras de la mencionada arteria en todo su trayecto, disponiéndose la adecuación y/o transferencia de partidas que correspondan y facultándose al Departamento Ejecutivo Municipal a instrumentar todos los actos que sean pertinentes a fin de concretar la decisión adoptada.

                                      Por ello, en mérito de las facultades legalmente estatuídas y que le son propias y atento lo prescripto en el Art. 104°, Inc. 14° de la Ley 3001,

La Honorable Junta de Fomento Municipal de General Galarza sanciona y promulga con fuerza de

ORDENANZA

ART. 1°.- Denomínase con el nombre de “Juan Carlos Burone” la calle pública N° 5 de la planta urbana de General Galarza, en su trayecto desde Avenida Ramírez hasta calle Gregoria Pérez, todo ello a partir del día 9 de diciembre de 2005.

ART. 2°.- Derógase la Ordenanza N° 07/1969 por la que se nominara “Tomás de Rocamora” la calle que motiva el presente dictamen legal.

ART. 3°.- Dispónese la previsión de recursos presupuestarios en el ejercicio 2006 para atender las erogaciones que demande el reemplazo de chapas nomencladoras y numeradoras de la mencionada arteria, disponiéndose la adecuación y/o transferencia de partidas que correspondan.

ART. 4°.- Facúltase al Departamento Ejecutivo Municipal a instrumentar todos los actos que sean pertinentes a fin de concretar el objetivo previsto en la presente Ordenanza.

ART. 5°.-  Regístrese, comuníquese, publíquese y oportunamente archívese.

SALA DE SESIONES, 22 de Setiembre de 2005

El tablero en Pinterest

Fortunato Solanas y Avenida Presidente Perón – Gualeguay

Esquina Fortunato Solanas y Avda. Presidente Perón – Gualeguay2016-EI1-QuintanaYaninaYanina Quintana

Calle Fortunato Solanas

Esta calle nace ente el 750 y el 800 de la Avenida Presidente Juan Domingo Perón con rumbo al este, luego tuerce un poco hacia el sur y llega a las puertas del Hipódromo del Jockey Club. Dice una edición especial del diario “El Día” que no tiene fecha pero que se puede ubicar entre 1944 y 1945: “Fortunato Solanas fue una de las personalidades más prestigiosas, más difundida y más estimada de nuestro pueblo. Especialmente en las postrimerías de su existencia, el consenso público lo había erigido en un símbolo de sus preferencias. En todas las formas de las actividades sociales, industriales, culturales y políticas, se contó siempre con la palabra decisiva, el entusiasmo y el apoyo de Solanas. Fue así que presidió todas las instituciones de existencia permanente y casi todas las entidades de actuación precaria. Presidente del Concejo Deliberante Municipal, del Club Social, Jockey Club, Sociedad Rural, Sociedad Fomento Educacional, del Asilo de Menores, varios períodos de la Pro-Intereses Departamentales, y del Partido Demócrata Nacional”.

Don Fortunato Solanas fue propietario del edificio sito en Islas Malvinas y Sarmiento (esquina sudeste) donde alguna vez hubo un Banco en el que se imprimió moneda. Allí funcionaba la casa de Solanas de provisión de géneros. (Información oral) Participo de la comisión pro-gestión la Escuela Normal. Fue elegido concejal para el periodo de 1912-1913. (Datos: Humberto P. Vico, “Historia de Gualeguay”, T. 2.) En 1924 don Fortunato Solanas fue promotor de la fundación y primer Presidente del Jockey Club Gualeguay. (Datos: Luis W. Vaccari, “Gualeguay Deportivo”.) En 1926 fue candidato a Gobernador por la Concentración Popular. En 1927 fue Concejal de Gualeguay.
Falleció el 24 de febrero de 1937. En su sepelio hicieron uso de la palabra las siguientes personas: señora Dominga P. G. de Ayala, en nombre de la Sociedad de Beneficencia; doctor Virgilio Carboni, por el Concejo Deliberante, Cura Párroco Pbro. Jacob, por el Asilo de Menores y la Parroquia, doctor Carlos R. Pabón Ezpeleta, en nombre del Club Social; Leopoldo Rezia, por la Asociación Pro Intereses Departamentales; señor Salvador Saizar por la Sociedad Rural; por el Jockey Club, doctor Luis R. Mac’ Kay y por el Partido Demócrata Nacional el señor Gregorio E. Beracochea. (Datos: diario “El Debate”, 26-2-1937). Dijo don Gregorio Beracochea en su despedida fúnebre: “…designado candidato a la primera magistratura de la provincia… casi hierático en la serenidad de su ánimo, enseña a propios y adversarios cómo se lucha sin el acicate del encono; como es posible lidiar sin el fragor ultrajante del apasionamiento. Y no era que le faltase energía en la acción, vivacidad y fervor y en las convicciones, fe y confianza en el éxito, sino que le sobraba ese don precioso de la serenidad, ese suave imperio sobre las funciones emotivas que ennoblecen la conducta porque alumbran el pensamiento y fortalecen el corazón”.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

Rosario del Tala y Maipú – Gualeguay

Esquina Rosario del Tala y Maipú – Gualeguay2016-EI1-TorrillaAdriana
Adriana Torrilla
Calle Rosario del Tala

ROSARIO DEL TALA. Ciudad.

La calle nace al 900 de 9 de Julio con dirección al sur, hacia el Norte se denomina Chaco. En los primeros tiempos a esta calle se la llamaba Senestraro. En 1863 por decreto de Urquiza pasa a llamarse Tala en toda su extensión. El decreto del 14 de abril de 1950 dice: “Rosario Tala”.

La ciudad de Rosario del Tala esta ubicada en la zona central de la provincia de Entre Ríos. Es la cabecera del departamento del mismo nombre, uno de los más pequeños de la provincia. Primeramente hubo una posta del “Paso del Tala”, en obvia alusión al paso para cruzar el río Gualeguay, ya que por las características del terreo y del río permitía fácilmente el cruce del mismo, tan necesario para pasar hacienda y en las comunicaciones. En 1781 el obispo Malvar y Pinto ubica la zona bajo la jurisdicción de la Parroquia de Gualeguay. En 1795 estaban viviendo en el lugar unas cien personas que se reunieron para pedir la erección de la capilla fundada poco después, en 1799, cuando el virrey autoriza la construcción de una vice-parroquia bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario. En 1801 había un servicio de posta “Carrera del Uruguay” quincenal, que unía Concepción del Uruguay y Paysandú con Buenos Aires pasando por Rosario del Tala y Gualeguay. Esto incrementó mucho el asiento de nuevos pobladores. En 1810 se estableció la ruta entre la Bajada del Paraná (Paraná) y Rosario del Tala. A mediados del siglo XIX ya era un caserío de adobe y techos de paja alrededor de la plaza; solo se destacaba una casa de azotea, propiedad del Comandante Agustín Martínez donde funcionaba la Jefatura. En 1863 don Justo José de Urquiza establece la jurisdicción del departamento Tala. En 1867 fue creada, junto a las de otras ciudades y pueblos de la provincia, la Junta de Fomento de Rosario del Tala. En 1872, con la ley de Municipalidades se eligen autoridades en elecciones. En 1884 se construyeron los puentes de hierro sobre el río Gualeguay y al año siguiente llegó el Ferrocarril Central Entrerriano. La población recibió el aporte de numerosos inmigrantes europeos en diversas épocas que fueron contribuyendo a su crecimiento. En el censo de 2010 cuenta con 26.198 habitantes.

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

Delfina Beracochea y Continuación Belgrano – Gualeguay

Esquina Delfina Beracochea y Continuación Belgrano – Gualeguay2016-EP1-2-ChevascoRamiro
Ramiro Chevasco
Delfina Beracochea

BERACOCHEA, DELFINA BOGGERO FALCO de.

Esta calle limita al Corsódromo ( antigua Estación del Ferrocarril General Urquiza) por el oeste, corre desde Alem hacia el Norte hasta encontrarse con Avenida Illia después de la curva de ésta. La ordenanza Nº 1854 del 11/04/1989 dice: “Delfina B. de Beracochea”. Delfina “Chinita” Boggero Falco de Beracochea nació en Rafaela Santa Fe, hija de inmigrantes italianos. Medalla de oro en la escuela secundaria, fue una persona muy culta, con dominio del francés. Durante muchos años fue presidenta de la Pro Copa de Leche, tarea a la que dedicó su devoción y esfuerzo. Primera esposa y respaldo permanente de Roberto Beracochea, le llevaba sus archivos, era su primera lectora y crítica. Bella y elegante, coleccionista de cuadros y discos, compañera de viajes de su esposo a Europa, Bariloche, etc. Residió en Gualeguay hasta su fallecimiento en 1980. (Datos: Dr. Carlos R. Beracochea).

FUENTE: Míguez Iñarra, Patricia y Rampoldi, Nidya (2013). Calles con historia. San Antonio del Gualeguay Grande

El tablero en Pinterest

Belgrano y Avda. Presidente Illia: Estación del Ferrocarril. La Solís – Gualeguay

Esquina Belgrano y Avenida Presidente Illia: Estación del Ferrocarril. La Solís – Gualeguay2016-EP1-1-FranceYesica
Yesica France
Estación del Ferrocarril. La Solís

En 1887 se sancionó la ley que autorizaba la construcción del ramal Gualeguay-Rosario del Tala. La noticia del comienzo de la obra conmocionó a la ciudad y su zona de influencia. El ramal abría nuevos horizontes para la actividad agropecuaria, comercial e industrial.

El 21 de julio de 1888 quedaban inaugurados los trabajos en Gualeguay, arribando dos ingenieros desde Buenos Aires para dirigir las tareas. El tendido de rieles se hizo con celeridad. La primera locomotora llegó a la ciudad por esa vía el 23 de noviembre de 1890. Uno de los ingenieros participantes en el trazado fue el Ing. Küller. El 29 de enero de 1891 fue librado al público el servicio. Paralelamente a esto, Gualeguay conservaba la vieja estación de calle 3 de Febrero, hacia donde se dirigían los pasajeros que tenían como destino Puerto Ruiz.

En la década de 1920 la vieja estación del ferrocarril Gualeguay-Tala, como se la conocía, trajo aparejado el adelanto para toda la zona adyacente y de los vecinos afincados sobre la calle Belgrano, conocida por entonces como Ayacucho. Antes, todo ese sector, incluso dentro del radio urbano que enmarca la Avenida Illia, era ocupado por chacras, algunas de las cuales se conviertieron, en los años sucesivos, en sedes de los más tradicionales clubes deportivos de la ciudad. La Estación del Ferrocarril Gral. Urquiza tuvo utilidad durante casi una centuria. Perimero se vio privada de recibir trenes de pasajeros; quienes debían abordar en Estación Carbó y, por último, fue totalmente desafectada del servicio. Había sido testigo de la llegada de importantes personalidades del ámbito político, cultural y deportivo de Gualeguay. En 1966, con motivo de cumplirse el centenario del Ferrocarril Primer Entrerriano, se erigió un templete en el que se colocó una de las locomotoras que cumplieron el trayecto Gualeguay-Puerto Ruiz, a modo de homenaje hacia la auténtica “Solís”, primitivamente llamada “La Gualeguay”, cuyo destino se desconoce.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Melitón Juárez y J.J. Parachú: Escuela Normal “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay

Esquina Melitón Juárez y J. J. Parachú: Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio” – Gualeguay
2016-EP1-1-GiustiMilagros
Milagros Giusti
Escuela Normal Superior “Ernesto A. Bavio”

Está ubicada en calle Melitón Juárez, entre 9 de Julio y J.J Parachú. Edificio declarado de interés histórico nacional en 1980.

Reseña histórica

El Gobierno Provincial dispuso en 1904 la construcción de un edificio que albergase a la Escuela Superior Graduada Mixta. El problema de la edificación escolar en Entre Ríos era, por entonces, bastante grave a causa del creciente número de escuelas que carecían de local propio y a la escasez de los recursos. Cuando éstos lo permitieron, la administración del Gobernador Enrique Carbó (entre 1903 y 1907) inició el desarrollo de un plan de construcciones escolares para toda la Provincia.

La empresa de levantar el edificio contó con el apoyo de Gualeguay, especialmente de la dirigencia. El vecindario contempló maravillado los planos expuestos en el céntrico Café Argentino.

El terreno fue donado por el Municipio y en él se edificó lo que es el sector más antiguo. Viejas fotografías muestran, además de su frente -hacia el oeste- los laterales norte y sur, construidos hasta poco menos de la mitad de la extensión definitiva, que alcanzarían tiempo más adelante.

En las sucesivas ampliaciones y reformas intervinieron varios contratistas y proveedores de suministros. Por eso, es difícil determinar con precisión a los responsables de algunas partes de la obra; lo cual ha originado ciertas controversias a propósito de los ejecutores de los proyectos y sobre la procedencia de los materiales.

La colocación de la piedra fundamental de la Escuela Graduada Mixta se produjo el 25 de marzo de 1905. Estuvieron presentes del Presidente del Consejo General de Educación Prof. Manuel P. Antequeda y otras altas autoridades. Hicieron uso de la palabra el Prof. Antequeda, el Dr. Joaquín Aguirrezabala, el Comisionado Escolar Prof. Carlos Almuni y la Maestra Srta. Himilce Lazcano.

Dos años más tarde el edificio -al cual le faltaban ciertos detalles en su terminación- fue ocupado por la Escuela Graduada. En 1909 se concreta un viejo anhelo popular que “El Debate” había recogido en sus páginas, en abril de 1907, con la publicación de un artículo, que habría de convertirse en el hilo sustantivo de los orígenes de la Escuela Normal. Casi de inmediato, se conformó la Comisión Pro-Escuela Normal integrada por caracterizados vecinos y presidida por el Dr. Celestino Marcó.

El 15 de febrero de 1909, el mismo diario informa que el Dr. Marcó anunciaba el inminente inicio de las clases en la Escuela Normal. Para ello se contaba con el edificio de la Escuela Graduada, que sería cedido por la Provincia, la que también se comprometía a sostener por un año al nivel primario (que pasaría a ser, a partir de ese momento, el Departamento de Aplicación).
El 8 de marzo de ese año, el Presidente de la República Dr. José Figueroa Alcorta y su Ministro Rómulo S. Naón firmaron el decreto de creación de la  Escuela Normal Mixta de Gualeguay. Fundaron su decisión en la imperiosa necesidad de formar Maestros, escasos en este punto. Se nombró Director al Profesor Felipe L. Alvelda.

Las clases dieron comienzo el jueves 18 de marzo. Mientras el Prof. Alvelda se encontraba en Buenos Aires, adquiriendo muebles y útiles para la instalación definitiva del establecimiento, era suplido por el Secretario y después primer Vicedirector, Prof. Santiago Etchemendy.
Con el transcurso del tiempo, como el local resultaba exiguo para las demandas de la institución, la Comisión Pro-Intereses Departamentales hizo gestiones para ampliarlo. El Municipio adquirió la media manzana vecina y lo cedió al Gobierno  Nacional en 1910. Aceptada la donación, se procedió al cierre de la calle Córdoba (hoy Schiaffino) que separaba ambas manzanas. En 1924 el Poder Ejecutivo Nacional compró el terreno colindante, con ello, toda la manzana este -que hoy ocupa la Escuela Superior de Comercio- pasó a ser patrimonio de estado nacional. Datan de esta época importantes refacciones y la construcción de nuevas instalaciones sanitarias. Por cierto que el edificio, tal como lo podemos apreciar, se completó con sucesivos arreglos y ampliaciones.

La primera promoción de Maestros egresó en 1912 y la de  Bachilleres en 1949.
La Escuela Normal fue visitada en 1929 por el eminente educador Prof. Pablo Pizzurno.
El 24 de mayo de 1938 se inauguró al frente del edificio, el primer mástil público que tuvo Gualeguay, en un acto multitudinario.
La Sección Comercial Anexa, creada en 1948, adquirió su autonomía en 1960, cuando se instaló, en un domicilio de calle Remedios E. de San Martín 335, la Escuela Nacional de Comercio.
Al cumplir en 1959 su cincuentenario, la Escuela Normal fue visitada por ilustres personalidades, encabezadas por el Ministro de Educación Dr. Luis R. Mac’Kay.

El profesorado de Enseñanza Primaria se creó en 1970 y el de Nivel Inicial en 1988. Entre 1981 y 1999 albergó en sus instalaciones a los profesorados secundarios, los que abandonaron esta sede al habilitarse el Complejo Héctor y Sara S. de Berisso.
La escuela Normal tuvo una extraordinaria influencia  en el desarrollo  cultural y  educativo de la ciudad y zonas vecinas; promoviendo y estimulando las más variadas manifestaciones e inquietudes en las distintas disciplinas.
Las obras más recientes de las secciones del Nivel Inicial -contiguas al viejo edificio-  fueron inauguradas con el inicio de las clases en el año 2001.
Desde 1993 la Escuela Normal depende de la órbita provincial.

Comentario arquitectónico
La característica más saliente de este edificio  es su gran volumen. Incluyendo los jardines externos y el patio central, ocupa una manzana. Se puede decir que en el perfil de nuestra ciudad, de las tres construcciones públicas que más se destacan por su tamaño, dos de ellas son destinadas a educación, siendo la otra religiosa.
El lenguaje es ecléctico histórico con muy sobria decoración, esto puede deberse a razones económicas, a influencias modernistas o a las dos razones juntas.
Presenta un marcado eje de simetría que, según el concepto de la época, debía ser usado en las “obras superiores”. En este caso una obra que, representando al Estado, habría de ser formadora de maestros. Esta característica, sumada al gran tamaño de la construcción, le otorga al edificio un sentido inmanente de autoridad que le ha conferido a la institución allí alojada, un carácter emblemático a través del tiempo.
La fachada posee un cuerpo central levemente avanzado,  donde las aberturas, en general de acusada verticalidad, están algo ornamentadas. Esta parte, dividida en tres paños por sobrias pilastras, tiene arriba un frontón curvo en el sector central.  En el resto del edificio, en los ángulos y donde el tratamiento de las aberturas lo amerita, se intercala un almohadillado vertical dándole cierto ritmo.
Rodeada de un espacio destinado al parque, la construcción luce en su plenitud a través de las rejas. También resulta imponente la visión, luego de atravesar el hall de entrada,  del patio central donde se encuentra el busto de Sarmiento. Esta escultura, de mármol de Carrara, de excelente factura, está firmada pro Paolo Triscornia. El conjunto de busto y pedestal  se apoya sobre un casquete de césped bordeado por un pequeño muro de mampostería de reminiscencias barrocas.

Actualmente sus instalaciones se distribuyen en un salón de actos; biblioteca; habitaciones destinadas a administración y actividades del personal: dirección, vicedirecciones,  preceptorías, etc.; veintiocho aulas; varios depósitos; cinco escaleras que comunican los dos niveles; hall de entrada; patio cubierto; patio central; jardines exteriores. Resumiendo, se puede decir que el legado de nuestros antepasados ha sido verdaderamente espléndido, porque muchas generaciones de alumnos abrevaron sus conocimientos en estas aulas.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest

Quadri y 9 de Julio: Escuela Técnica Nº 1 “Dr. Luis R. Mac’Kay” – Gualeguay

Esquina Quadri y 9 de Julio: Escuela Técnica Nº 1 “Dr. Luis R. Mac’Kay” – Gualeguay2016-EP1-1-CoccolaFlorenciaMilagros
Florencia Milagros Cóccola
Escuela Técnica N º 1 “Dr.Luis R. Mac’Kay”

El cuerpo principal del edificio de la EPET N°1 fue levantado por la Sociedad Rural Gualeguay. Esta entidad fue fundada el 15 de agosto de 1898 en una asamblea realizada en la Sociedad Fomento Educacional. Al ocupar la presidencia el Dr. Celestino Marcó, imprime a la institución un ponderable ritmo de actividad. En el  lapso comprendido entre 1911 y 1913, la Sociedad Rural da término a la construcción del espléndido local; en él lleva a cabo el brillante certamen de 1910. Hay fotografías que muestran habilitada la estructura central, aún sin concluir, antes de 1910.

Tiempo después los dirigentes de la Sociedad Rural ofrecieron al Ministerio de Guerra de la Nación sus instalaciones para el alojamiento de un cuerpo del Ejército Argentino. Aceptado este ofrecimiento, el 31 de diciembre de 1913 llega a Gualeguay y ocupa la sede de la entidad ruralista el Regimiento 3 de Caballería de Línea Brigadier General Martín Rodríguez. En marzo de 1917 se construyó una plazoleta al frente del edificio.

Con los años, la institución requerirá al Ministerio de Guerra la devolución del local, pero el largo proceso concluye recién en 1937 con la venta al Estado de sus instalaciones. Cuando el Ejército finalmente abandona la ciudad, comenzó a funcionar allí la llamada Escuela Fábrica Nº 14. Tiempo después se le impone el nombre de Escuela Nacional de Educación Técnica Nº1, designándola “Dr. Luis R. Mac’Kay”, quien fuera Ministro de Educación en la Presidencia del Dr. Frondizi. El internado comenzó a funcionar en marzo de 1962. Al ser transferidos a las provincias los servicios educativos, la Escuela pasó a depender del Gobierno de Entre Ríos.

La parte principal del frente de este edificio permanece tal como se realizara para la Sociedad Rural; el interior se muestra muy modificado debido a los diversos usos que ha tenido a través del tiempo.

FUENTE│RAMPOLDI, Nidya; PIAGGIO, Claudio Marcelo; GABRIEL, Daniel A; MÍGUEZ IÑARRA, Patricia (2002) Espacios Públicos con Historia. Gualeguay. Ediciones del Clé.

El tablero en Pinterest